No acostumbro desde mi web personal a calificar la situación del @COPERFAS en el seno de las Fuerzas Armadas pero no puedo por menos que significarme ante una de esas asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas, que ha visto en mi persona el blanco de sus iras por una tibia opinión personal en la que calificaba el desembarco de numerosos cuadros de mando y en particular de la categoria de Oficiales en las Asociaciones Profesionales.

Me sorprendió igualmente que dicha AAPP, se promocione mediante unos dibujos animados con voces de Loquendo que dejan en muy mal lugar a nivel de seriedad y representatividad a sus promotores, en primer lugar porque en lugar alguno los publican y dan publicidad, tal y como requiere la Ley Orgánica 1/2002 por lo que incumplen dicha ley que es de aplicación cuando la LODDFAS – Ley Orgánica de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas no se pronuncie, por lo que demuestran un desconocimiento total y absoluto de la legislación que les es de aplicación.

Esta misma garantía hace necesaria la regulación de extremos importantes en el tráfico jurídico, como son el contenido del acta fundacional y de los Estatutos, la modificación, disolución y liquidación de las asociaciones, sus obligaciones documentales y contables, y la publicidad de la identidad de los miembros de los órganos de dirección y administración

Así pues podemos observar que esa incapacidad para cumplir la normativa en vigor da idea del conocimiento normativo que tendrán a la hora de realizar la función encomendada por la LODDFAS en su art. 49.

Sorprende igualmente que el Registro de Asociaciones Profesionales de las Fuerzas Armadas haya inscrito un nombre común en plural como MILITARES como identidad privada de una asociación profesional colisionando dicho precepto con lo recogido en el art. 8 de la LODA, pero no viene sino a constatar la elevada cantidad de inconsistencias normativas en las que la citada asociación ha incurrido.

Igualmente sorprende la imposibilidad de detectar a que email o teléfono deberemos remitirnos en caso de que deseemos acceder a nuestros datos ARCO acorde a la LOPD Ley Orgánica de Protección de Datos Personales.

Como indico solo desde el aspecto legal y normativo, podemos atisbar el desbarajuste que la inscripción de esta asociación profesional ha suscitado entre aquellos a los que en el pasado se nos miraba con lupa cualquier inconcreción registral que pudiera suponer un problema legal o de inconsistencia registral, siendo requeridos a subsanar los numerosos problemas comunicados que con ahinco buscaban los responsables militares de dicho registro.

Por .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.